24 de agosto de 2016

¿Es justo el "despido" de 4 mil funcionarios venezolanos que firmaron para revocar a Nicolás Maduro?


El gobierno venezolano ha dado 48 horas a unos 4 mil altos funcionarios de la Administración Pública venezolana para que entreguen sus renuncias. ¿La razón? Firmaron públicamente pidiendo la revocatoria del Presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Esta noticia puede resultar muy difícil de comprender para alguien que no viva en Venezuela. De hecho, diferentes opinadores han acusado al gobierno de Maduro de discriminador y de violar leyes laborales y hasta la Constitución, por hacer esta exigencia. Pero la decisión es más que razonable, a nivel legal y político.

En primer lugar, esta medida no abarca a obreros, empleados o trabajadores regulares. Únicamente abarca a directores y funcionarios de confianza, los llamados "cargos 99" o de libre nombramiento y remoción, según las leyes venezolanas. Despedir a un funcionario de carrera o a un trabajador contratado por haber firmado por el referendo revocatorio es ilegal, y puede reclamarlo ante el Ministerio del Trabajo.

¿Qué es un funcionario de libre nombramiento y remoción?


Es necesario entender qué es un funcionario de libre nombramiento y remoción, también conocido como "cargo 99". La Ley del Estatuto de la Función Pública los define de esta manera en sus artículos 19, 20 y 21:
Artículo 19. (...) Serán funcionarios o funcionarias de libre nombramiento y remoción aquellos que son nombrados y removidos libremente de sus cargos sin otras limitaciones que las establecidas en esta Ley.
Artículo 20. Los funcionarios o funcionarias públicos de libre nombramiento y remoción podrán ocupar cargos de alto nivel o de confianza. 
Los cargos de alto nivel son los siguientes:
  1. El Vicepresidente o Vicepresidenta Ejecutivo.
  2. Los ministros o ministras.
  3. Los jefes o jefas de las oficinas nacionales o sus equivalentes.
  4. Los comisionados o comisionadas presidenciales.
  5. Los viceministros o viceministras. 
  6. Los directores o directoras generales, directores o directoras y demás funcionarios o funcionarias de similar jerarquía al servicio de la Presidencia de la República, Vicepresidencia Ejecutiva y Ministerios.
  7.  Los miembros de las juntas directivas de los institutos autónomos nacionales.
  8. Los directores o directoras generales, directores o directoras y demás funcionarios o funcionarias de similar jerarquía en los institutos autónomos.
  9. Los registradores o registradoras y notarios o notarias públicos.
  10. El Secretario o Secretaria General de Gobierno de los estados.
  11. Los directores generales sectoriales de las gobernaciones, los directores de las alcaldías y otros cargos de la misma jerarquía.
  12. Las máximas autoridades de los institutos autónomos estadales y municipales, así como sus directores o directoras y funcionarios o funcionarias de similar jerarquía.
Artículo 21. Los cargos de confianza serán aquéllos cuyas funciones requieren un alto grado de confidencialidad en los despachos de las máximas autoridades de la Administración Pública, de los viceministros o viceministras, de los directores o directoras generales y de los directores o directoras o sus equivalentes. También se considerarán cargos de confianza aquéllos cuyas funciones comprendan principalmente actividades de seguridad del estado, de fiscalización e inspección, rentas, aduanas, control de extranjeros y fronteras, sin perjuicio de lo establecido en la ley.
Además, el artículo 41 de la Ley Orgánica del Trabajo, Los Trabajadores y Las Trabajadoras (Lottt) señala que los funcionarios arriba señalados ejercen funciones como "representantes del patrón o patrona".
A los efectos de esta Ley, se considera representante del patrono o de la patrona toda persona natural que en nombre y por cuenta de éste ejerza funciones jerárquicas de dirección o administración o que lo represente ante terceros o terceras. Los directores, directoras, gerentes, administradores, administradoras, jefes o jefas de relaciones industriales, jefes o jefas de personal, capitanes o capitanas de buques o aeronaves, liquidadores, liquidadoras, depositarios, depositarias y demás personas que ejerzan funciones de dirección o administración se considerarán representantes del patrono o de la patrona aunque no tengan poder de representación, y obligarán a su representado o representada para todos los fines derivados de la relación de trabajo.
El personal de libre nombramiento y remoción no trabaja únicamente para el Estado. Trabaja para el Gobierno Bolivariano. Su función es dictar las políticas a ejecutarse en su departamento, de acuerdo a los lineamientos impartidos por su jefe: el ministro o el Presidente de la institución, según el caso. Deben dirigir al personal a su cargo, deben planificar las acciones a realizarse en su departamento durante el año, debe solicitar y ejecutar el presupuesto, entre muchas otras acciones importantes. Son los primeros que deben llegar al lugar de trabajo y son los últimos que deben retirarse. Y son los que deben asegurarse de que el trabajo se hizo, aún si eso implica que deben hacerlo ellos con sus propias manos, aún si deben hacerlo de noche, de madrugada o los fines de semanas.

Nótese la delicadeza del asunto: todo director, directora, gerente, jefe de personal y similares representan al Gobierno Bolivariano y sus políticas. No sólo eso: representan jurídicamente a su superior (el ministro, el presidente de la institución, etc.) con carácter obligante: Lo que ellos firmen o autoricen, lo están haciendo a nombre de su jefe. Es diferente a los funcionarios de carrera o los trabajadores contratados, que simplemente ejercen una función y cuyas opiniones personales no representan ni comprometen a la institución.

El personal de libre nombramiento y remoción son los "capitanes" de su departamento respectivo. Las personas que están a su cargo los ven todos los días, lo necesitan para aclarar dudas, resolver problemas y conocer los lineamientos de su día a día. Son el único personal autorizado a firmar una gran cantidad de documentos legales, propios de su cargo.
  • Deben ser un ejemplo a nivel ético. Intachable, incorrompible.
  • Deben ser cuadros políticos, adecuadamente formados y muy bien familiarizados con el sistema económico y político socialista que intentamos construir. Un alto cargo que esté en contra del socialismo, simplemente echará para atrás cualquier iniciativa de los trabajadores o saboteará las instrucciones de su propio jefe en torno a construir iniciativas que transfieran el poder a los trabajadores o a las comunidades organizadas.
  • Deben tener la capacidad técnica necesaria para conocer todo lo que hace su personal y su departamento, y saber resolver los problemas que allí puedan ocurrir. 
Si un personal de confianza o un alto cargo ya no está más de acuerdo con las políticas dictadas por el Presidente de la República o por su jefe inmediato (el ministro, presidente de la institución, etc.), lo ético es que presente su renuncia. ¿Por qué? Porque no puede representarlo más. No puedes ejecutar las políticas de alguien con quien estás abiertamente en desacuerdo. 

Si no renuncia, su jefe (el ministro o el presidente de la institución) tiene todo el derecho de removerlo de su cargo. ¿Por qué? Pues, ya explicamos que el personal de confianza representa legalmente a su patrón con carácter obligante. ¿Cómo puede confiar el ministro o el presidente de la institución en alguien que públicamente ha manifestado estar en contra del Presidente de la República? ¿Cómo puede confiar en que sus instrucciones, lineamientos y políticas serán cumplidas?
Los funcionarios de libre nombramiento y remoción, tal y como su nombre lo indica, pueden ser removidos cuando su jefe inmediato así lo dicte, sin tener que abrir un expediente o un procedimiento por alguna falta (a diferencia de los funcionarios de carrera, que requieren la apertura de expedientes administrativos). Una sentencia encontrada en la página web del Tribunal Supremo de Justicia, la número 2008-000222, emanada en fecha 02 de marzo de 2009, señala:
Ahora bien, los funcionarios que ostenten cargos de libre nombramiento y remoción, pueden ser removidos de sus cargos cuando así su jerarca inmediato lo solicite, por ser este un cargo de confianza y así debe determinarlo el acto administrativo por medio del cual se le remueva.   
(...) 
Para proceder a remover a un funcionario de libre nombramiento y remoción en el caso de marras no se requiere la apertura de un procedimiento por falta del funcionario, ya que al no imputársele falta alguna, no existe la necesidad de que el mismo se defienda; basta la voluntad de su superior jerarca en que cese la relación entre el funcionario y el ente administrativo, para que proceda la remoción, siempre atendiendo a la naturaleza de confianza que revista determinado cargo. Tales criterios, en modo alguno atentan contra el principio de progresividad del querellante, ya que de no haber ocupado un cargo de libre nombramiento y remoción la situación sería otra. 
Para mostrarlo de otra forma: ¿Alguien en la oposición aceptaría que yo, o cualquier otro chavista confeso y reconocido, sea el director de informática, el jefe de la página web o tenga cualquier otro cargo de confianza en El Nacional, Globovisión, La Patilla, El Estímulo o cualquier medio de comunicación rotundamente opositor? ¿Por qué entonces el gobierno sí tiene que mantener en sus cargos directivos y claves a personas que están abiertamente en contra de las políticas del gobierno?

En un momento tan difícil para nuestro país, cuando se requiere la mayor eficiencia y aplicación de políticas rumbo al socialismo, ¿por qué tenemos que permitir que directores y cargos de alto nivel saboteen las iniciativas de trabajadores chavistas y de comunidades organizadas para ensayar experiencias comunitarias u obreras? ¿Hasta cuándo estos altos cargos rechazarán sus ideas, les negará los recursos o los saboteará sistemáticamente?

Es muy fácil para la oposición decir que "el socialismo no sirve", cuando hay por lo menos 4 mil personas de alto nivel trabajando abierta y sistemáticamente para sabotear nuestros intentos de construir un nuevo sistema económico y político.

Yo no creo que un director o empleado de confianza de la empresa Facebook pueda exigir públicamente la renuncia de Mark Zuckerberg, ni un director de Google podría exigir a vox populi la renuncia de su fundador, Larry Page, sin que su decisión tenga consecuencias a nivel laboral. Si en las próximas elecciones estadounidenses Donald Trump gana la presidencia, es de esperarse que los Secretarios, directores y demás cargos de confianza elegidos por el gobierno demócrata de Barack Obama coloquen su cargo a la orden para ser reemplazados por gente de confianza del nuevo Presidente. Y nadie se horrorizará por ello.

De cualquier forma, seguramente habrá casos y excepciones que deberán analizarse. Hay unas 600 mil personas que han denunciado la usurpación de su firma, siendo ésta colocada en listados de la oposición sin su autorización. Hay casos en los cuales la persona sí firmó y debe ser removida de su cargo de confianza o de alto nivel, pero lo ejercían de forma "encargada", pues son funcionarios de carrera o contratados a tiempo indeterminado: en esos casos, los funcionarios serán removidos de su cargo de libre nombramiento y remoción, pero regresarán a sus funciones previas como trabajadores públicos. En otros casos, como aquellas personas protegidas por fuero maternal o paternal, también serán removidos de su cargo, pero deberán regresar a un puesto de trabajo según dictó una sentencia del Tribunal Supremo de Justicia.

18 de agosto de 2016

El Arco Minero: Es importante debatir y dialogar

Activistas merideños acompañados de El Sin Cara de El Viaje de Chiriro,
en una protesta en Mérida el 15 de agosto. Foto: Colectivo Fuga
Sobre el artículo que escribí en torno al Arco Minero, tal vez no supe darme a entender. Lo explico de otra forma.
  1. Yo no apoyo la explotación en el Arco Minero. 
  2. Tampoco puedo dármelas de ecologista puro y nato. Tengo una computadora, un celular y otros aparatos que requieren oro, cobre, coltán, elementos raros y otros minerales para producirse. Y aunque usan cantidades muy pequeñas de esos minerales, cuando hablamos de masificar las tecnologías y fabricar millones de teléfonos y computadoras para todo el pueblo, hablamos de que se necesita extraer inmensas cantidades de minerales para lograr esas metas. 
  3. Si alguien por un lado está exigiéndole a Maduro que le consiga teléfonos, televisores y computadoras baratas y no está dispuesto a cambiar su estilo de vida, pero por el otro también le exige no tocar el Arco Minero ni hacer explotaciones de ningún tipo allí, esa persona tiene gravísimas contradicciones que debería revisar. Y me disculpan, pero conozco muchos en ese plan.
  4. Ni apoyo que se llame a Maduro traidor, ni apoyo que se desprecie a los verdaderos ecologistas, o que se los llame infiltrados, enviados de la CIA, hippies chimbos o cualquier otro adjetivo despectivo. Los verdaderos ecologistas son luchadores revolucionarios valiosos, al igual que Maduro también es alguien que merece respeto y a quien le debemos mucho.
  5. Hay elementos pescando en río revuelto en ambos lados: en el gobierno (y aún más en la oposición) hay algunos señorones que persiguen el Arco Minero con intereses corruptos y netamente personales. Pero también hay gente que finge ser ecologista y defensor del ambiente, que tienen inmenso protagonismo mediático en el tema del Arco Minero, pero que nunca en su vida ha luchado ni por salvarle la vida a un árbol. Pareciera que sus intereses son meramente politiqueros y de figuración. 
  6. En el estado Bolívar hay problemas gravísimos con la minería ilegal, liderada por mafias y pranes fuertemente armados, y es algo que no se puede resolver simplemente enviando a la GNB, porque la mayoría de ellos se corrompen fácilmente. Ninguno de nosotros iríamos allá a resolver el problema (tampoco podríamos resolverlo: simplemente nos matarían). También hay que admitir que muchos bolivarenses viven de la minería ilegal, y no les interesa tener trabajos formales o agrícolas en los que ganarían mucho menos dinero. 
  7. El gobierno ha hecho un pésimo, terrible manejo comunicacional del asunto. No se ha explicado bien por qué se accedió a que la empresa canadiense Gold Reserve retorne al país, pagándole inmensas indemnizaciones. Tampoco se explica cómo se harán las operaciones de minería de forma menos agresiva con el ambiente. La frase "minería ecológica" que constantemente se usa desde el gobierno, es tan insultante para los ecologistas como para nosotros los del movimiento de Software Libre lo era el término "software socialista" que inventó Tascón en su momento en 2006, cuando no quería apoyar más al Software Libre e ideó sus propios disparates.
  8. El tema es que, en vez de odiarnos e insultarnos mutuamente, ambas partes deberían sentarse en una mesa a dialogar, con la humildad suficiente (sobre todo en el gobierno) para admitir que pudieron cometer errores que deben corregirse. Somos de izquierda, somos revolucionarios, luchamos por un mundo más justo y por la supervivencia del planeta, y deberíamos tener la capacidad y la madurez de hacerlo.
  9. La solución no es la salida de Maduro, porque, ¿a quién pondríamos después en la Presidencia? ¿Esa persona sería de izquierda y respetaría el ambiente? ¿Esa persona se sentaría con nosotros? Lo dudo mucho.
  10. Algunos dicen que mi artículo buscaba quedar bien con Dios y con el Diablo. Ni lo uno, ni lo otro: Los ecologistas me tachan de geniecito gobiernero tecnócrata y jalabolas de Maduro. Y el gobierno me tacha desde hace 14 años de ser parte de los alborotadores hippies troskistas anarquistas de la ultraizquierda foquista radical. Pero esta es mi forma de pensar. Estoy en contra de la explotación en el Arco Minero, lo he dicho públicamente en mi Twitter, en mi Facebook, en Aporrea (a diferencia de muchos que sólo lo dicen en voz bajita en una conversación entre dos, o con una cuenta falsa en Twitter o en Facebook), pero no voy a armar una guarimba ni voy a unirme a quienes quieren usar ese grave desacuerdo con Maduro como excusa para desplazarlo del poder. 
  11. Si no les gusta mi forma de pensar, tienen todo el derecho de escribir un artículo en Aporrea y decirlo. ¡Hagan su cola! 
  12. Manifestemos nuestro descontento con el Arco Minero, pero sepamos cómo hacerlo, sepamos con quien hacerlo y no dejemos que personas con intereses politiqueros nos usen.

11 de agosto de 2016

Recuperada mi cuenta Twitter @Lubrio

Ayer (10 de agosto) me devolvieron mi cuenta Twitter personal @Lubrio, luego de que fue suspendida desde el pasado sábado 6 de agosto usando como excusa los reclamos hechos por el Comité Olímpico Internacional (COI) por razones de derechos de autor. Desde que fue bloqueada mi cuenta, hice tres apelaciones a Twitter en Español, y todas me enviaron respuestas automáticas señalando que "Su cuenta ha sido suspendida permanentemente". 

Se me ocurrió cambiar el idioma de la página web de Twitter a inglés, hacer la apelación en dicho idioma indicando que me parecía injusto que se me hubiera hecho una suspensión "permanente", dado que yo nunca había sido sancionado por Twitter y que no hubo advertencia previa de que lo que estaba haciendo estaba mal.

A los pocos minutos de enviar mi apelación en inglés, recibí la respuesta: "Please disregard the previous email you received" (Por favor, ignore los correos anteriores que usted haya recibido)


Me indicaron que se me hizo una suspensión temporal como forma de advertencia, y que si quería que me restablecieran la cuenta sólo tenía responder indicando que me comprometía a cumplir las políticas de Twitter sobre derechos de autor.

Al parecer, los equipos que brindan soporte al usuario en la empresa Twitter no son los mismos en el idioma inglés que en el idioma español. ¿Por qué el equipo que maneja Twitter en español tomó la decisión de aplicarme una suspensión permanente, mientras que el equipo en inglés la rectificó? 

Nótese que, según la propia página de Twitter sobre derechos de autor, a mí me correspondía aplicarme una suspensión temporal, pues mi cuenta nunca antes había sido sancionada.


Tengo mi derecho a pensar mal, y a creer que esto se trató no sólo de una sanción por derechos de autor, sino que había algo más.

De cualquier forma, sigue pendiente la discusión sobre el problema de indefensión que tenemos los venezolanos, cuando nuestros derechos son violados de una forma u otra por empresas de redes sociales, tal y como lo planteamos en el artículo  "John Kerry, Internet y la Libertad de Expresión en Venezuela durante 2014".

10 de agosto de 2016

El Arco Minero: ¿Quién tiene la culpa?

¿Qué opino yo sobre la explotación del Arco Minero? Por supuesto que estoy en contra. Me molesta enormemente que tengamos que recurrir a la minería de alto impacto para solucionar los graves problemas que atraviesa el país.

Ahora bien, hay ciertos temas controversiales y de difícil discusión. Queremos culpar exclusivamente a Nicolás Maduro de las decisiones que se están tomando sobre el Arco Minero, cuando la realidad es que cada uno de nosotros tiene una pequeña parte de la culpa en el problema, y muy poco estamos haciendo cada uno de nosotros en cambiar nuestro estilo de vida personal para solucionar las cosas.

A ver. Pongamos a un lado la crisis por un momento.

  • Todos queremos tener un celular inteligente de última generación, y queremos cambiarlo cada dos o tres años por uno mejor. Y que cada quien en la familia tenga uno.
  • Queremos tener buenos televisores, pantalla plana, de 32 o 49 pulgadas. Si son 4K, mejor.  Uno en cada cuarto, para poder ver Game of Thrones mientras los chamos ven Cartoon Networks o Disney.
  • Queremos tener un buen Blu Ray.
  • Queremos tener un equipo de sonido con grandes cornetas, que resuenen en toda la cuadra.
  • Queremos tener un buen computador para hacer trabajos en la casa. Con un monitor grandote. Y una impresora. 
  • Queremos una laptop para la hija que está en la universidad. 
  • Queremos que nuestros niños tengan su Canaimita. 
  • Y, si es posible, que también tengan un PlayStation o un Xbox.
  • Y que nuestros viejos tengan una tablet para navegar por Internet. 
  • Y un smartwatch que les mida la tensión arterial.
  • Queremos cocinas, microondas, lavadoras inteligentes, secadoras, aires acondicionados. Y un carro que se maneje sólo. 
Sí, queremos todo eso. Ansiamos que la crisis termine para recuperar el estilo de vida que teníamos en 2010 o 2011, cuando podíamos comprar un celular o una laptop con una fracción de nuestro sueldo. Cierta mala propaganda gubernamental que nos repiten cada vez que vienen las elecciones, ha hecho creer a muchas personas que "socialismo" significa televisores, lavadoras, teléfonos y aires acondicionados baratos. El "buen vivir" y el "vivir viviendo" a menudo era confundido por políticos revolucionarios con tener muchas posesiones, electrodomésticos y equipos materiales como forma de "salir de la pobreza", coincidiendo con la publicidad capitalista que te dice que el tener esos productos es el "único" camino para "alcanzar la felicidad". 

Pero nunca nos hemos sentado a pensar que, cuando millones de personas en un país como el nuestro desean tanto y tanto aparato, estamos prácticamente colocándole una pistola en la cabeza al Jefe de Estado (en este caso, a Nicolás Maduro) exigiéndole una inmensa cantidad de recursos necesarios para lograrlo. Recursos que tienen que salir de algún lado.

Y no me refiero únicamente a los dólares necesarios para importar esos productos. Me refiero a que cada aparato necesita una gran cantidad de minerales y metales preciosos para ser construido. Según diversas fuentes, cada teléfono móvil, cada computador y cada aparato electrónico que queramos necesita:

Hebras de oro usadas como conectores dentro de un circuito integrado
Condensadores de tantalio
  • Una cantidad no precisada de diferentes metales, como aluminio o acero.
  • Una cantidad no precisada de "elementos raros", un tipo de minerales así denominados en la tabla periódica, que son imprescindibles para construir determinadas piezas de nuestros teléfonos: su pantalla (para hacerla más resistente a golpes y rayaduras), los imanes en las cornetas y audífonos, las baterías, los minimotores que hacen que el celular vibre en modo silencioso, etcétera.

    Estos minerales deben extraerse de minas en todo el mundo, principalmente de China, pero países vecinos como Brasil también tienen depósitos de estos minerales; no nos extrañe que en Venezuela también los encontremos (ver Where to Find Rare Earth Elements por  Ainissa Ramirez, The Chemical Elements of a Smartphone por CompoundChem, Digging for rare earths: The mines where iPhones are born, artículo por Jay Greene para CNet).

Estas infografías, tomadas de Scientific American y CompoundChem, muestran algunos de estos minerales o "elementos raros", que son requeridos para cada teléfono y artefacto electrónico que queramos poseer. Puede hacerles click para verlas más grandes.




En otras palabras: por cada teléfono móvil que requiramos en Venezuela para buscar noticias en Google, para posicionar etiquetas en Twitter, para ver fotos de artistas en Instagram o para jugar Pokemon Go, necesitamos excavar gigantescas minas (bien sea en nuestro país o en otras partes del mundo: el planeta es el mismo) para extraer decenas o cientos de minerales distintos, en algunos casos usando sustancias peligrosísimas como cianuro, esclavizando niños africanos y alimentando guerras civiles, como ocurre en Congo; o explotando a trabajadores que deben laborar 16 horas diarias o más, como ocurre en el sureste asiático. 

Oro y coltán para tu teléfono celular


Si 30 millones de venezolanos deseamos tener un teléfono inteligente, y lo queremos cambiar cada 3 años (hay gente que quiere comprarse un celular nuevo cada año), eso significa que el país tiene que importar o producir 10 millones de teléfonos celulares al año

¿Cuánto oro se necesita para construir 10 millones de teléfonos al año? Multipliquemos 10 millones de teléfonos por 24 miligramos de oro: son 240 kilogramos de oro anuales (unas 8.465 onzas) solamente para fabricar los teléfonos celulares que exigimos los venezolanos.  

¿Cuánto coltán se necesita para construir 10 millones de teléfonos al año? Es difícil hallar las cifras. El tantalio, que es el mineral que se utiliza en los equipos electrónicos, se extrae del coltán, el cual es un mineral a su vez compuesto por columbita y tantalita. El sitio web Tantalum-Niobium International Study Center explica que, para obtener tantalio a partir de minerales como coltán, hay que realizar tratamientos y procesos de refinación usando ácido sulfúrico y fluorhídrico a altas temperaturas, así como complejos procesos de filtrado y separación para eliminar impurezas y otros materiales. En otras palabras, para obtener 400 kilogramos de tantalio necesarios para fabricar 10 millones de teléfonos anuales, necesitaremos varias toneladas de coltán al año. 

Pero nosotros los venezolanos no queremos únicamente teléfonos. Sumémosle un millón de computadoras Canaimita que entregamos a niños y niñas en edad escolar cada año; cientos de miles de tabletas, y millones de productos como televisores, lavadoras, aires acondicionados, computadoras, laptops, sintonizadores de TDA, reproductores de MP3, Playstation... ¿Cuánto oro necesitamos extraer del subsuelo anualmente para construirlos? ¿Una o dos toneladas? ¿Cuánto coltán? ¿Cuánto aluminio? ¿Cuánto cianuro y otras sustancias abrasivas tendremos que usar? ¿Cuántas grandes minas a cielo abierto tendremos que construir?  ¿Cuántos árboles habrá que derribar, cuántas especies de animales únicos tendremos que extinguir? 

¿Qué pasará si descubrimos yacimientos de "elementos raros" en el Arco Minero, necesarios para construir nuestros Samsungs e iPhones? ¿Cuántos cráteres se requieren hacer en el Escudo Guayanés, o en cualquier otro reservorio ambiental del mundo, para poder saciar nuestros requerimientos de equipos electrónicos? 

Mina de "minerales raros" en Mountain Pass, California, explotada por
la empresa Molycorp. Foto: CNet
¿Se imaginan si Maduro hubiera anunciado más bien que, para contribuir con la protección del Arco Minero y evitar que Venezuela tenga responsabilidad en la destructiva explotación minera que se realiza en todo el mundo, se dejará de importar o producir teléfonos, laptops, televisores y Canaimitas? ¿Cuántos venezolanos aplaudirían esa medida en este momento?

El debate necesario


Caray, yo no estoy diciendo que Maduro no tenga la responsabilidad principal en las decisiones que se toman sobre el Arco Minero, pero cada uno de nosotros también tiene una parte de ella. Tenemos un estilo de vida impuesto por el capitalismo y por las grandes transnacionales, pero al cual no estamos resueltos a renunciar fácilmente. Y es que, si de verdad queremos preservar el Escudo Guayanés y cualquier otro refugio ambiental del planeta, cada uno de nosotros tenemos que hacer cambios en nuestro estilo de vida y tenemos que concientizar a los demás al respecto, para evitar unirnos a esta orgía tecnológica que estamos viviendo en los últimos tiempos, que exige tener la última versión de cuanto aparato tecnológico sale a la calle para "ser felices".

Si NO debatimos el mundo que queremos lograr y lo que hace falta para llegar a él, terminaremos en contradicciones dolorosas como éstas.

Lo cierto es: Uno no puede ser defensor del Arco Minero y, al mismo tiempo, ser promotor del consumismo tecnológico, ni de sus consecuencias: el desaforado "etiquetismo tuitero" que se ve en nuestro país, con miles de personas tanto en las instituciones públicas como en los partidos de oposición dedicados a "impulsar etiquetas", cada uno convencido de que la etiqueta que llegue más alto será la que salve al país. 

No podemos autocalificarnos de defensores del Arco Minero y al mismo tiempo llenar las pantallas de nuestras televisoras públicas con mensajes instando a todos los venezolanos a vivir todo el día metidos en Twitter, Facebook e Instagram, cuando más bien deberíamos estar denunciando los daños ambientales que hay detrás de cada aparato electrónico que compramos. Deberíamos estar haciendo micros y programas especiales en contra del consumismo, la obsolescencia programada e incluso enseñando cómo alargar la vida útil de los teléfonos, computadoras y equipos que tengamos.

Las televisoras públicas y los medios del Estado deberían ser los principales promotores del software libre, una excelente forma de alargar la vida útil de tu computador y evitar tener que comprar una PC nueva cada pocos años, lo que pasará si le instalamos Windows o cualquier otro sistema privativo.

Y uno puede ser crítico con los medios públicos venezolanos, pero los que dan auténtico asco son los medios de extrema derecha, como La Patilla, Caraota Digital, El Nacional, El Estímulo, El Cambur y similares. Medios que jamás le han dado espacios a los ambientalistas y ecologistas, y mucho menos cuando hay que denunciar una empresa privada o una multinacional. Medios para quienes el Arco Minero no existía, hasta que se encontró una forma de usarlo para atacar al gobierno de Maduro. Y ahora sí fingen ser ecologistas:


O ciertas personas que dicen ser de izquierda, pero nunca en su vida han hecho una lucha ambientalista ni siquiera para salvar un arbolito. Que trabajan dando charlas a activistas de la oposición para que usen sus smartphones de forma más eficiente en el manejo de Twitter y otras redes sociales, pero de pronto fingen ser más ambientalistas que Chico Mendes o Berta Cáceres, con el único fin de  aprovechar el descontento: manipulando, mezclando verdades con mentiras, usando fotos falsas y argumentos erróneos con el fin de convencer a incautos de que Maduro debe abandonar el poder bajo cualquier excusa. 

Y la excusa de moda es el Arco Minero.

Son personas que gritan ―no sin razón― que la Guardia Nacional es corrupta, pero jamás se atreverían a mover un dedo para enfrentar las mafias de asesinos y malandros que tienen tomadas muchas zonas del Arco Minero desde donde hacen minería ilegal, y extraen los minerales con métodos aún más destructivos que los que usan las transnacionales. Peor aún: algunos de esos políticos que pegan gritos contra el Arco Minero, tienen sus negocios con esas mafias.

Escuchar a los nuestros


Pero, por otro lado, existen ecologistas y ambientalistas revolucionarios, personas que han acompañado al chavismo desde 1998 e incluso antes, quienes han estado toda su vida luchando por la defensa de las selvas y los bosques, que han peleado con rudeza contra las grandes corporaciones destructoras del ambiente, que se han solidarizado con grandes luchadores ecologistas de toda Latinoamérica y cuyo estilo de vida siempre se ha opuesto al consumismo que, a la larga, se usa para justificar el incremento de la minería a cielo abierto.

Muchos de estos luchadores están muy dolidos por las decisiones del Presidente Maduro en torno al Arco Minero. Algunos se sienten incluso traicionados.

Pienso que el gobierno bolivariano ha fallado en su estrategia comunicacional en torno al Arco Minero. Se nos ha llenado de frases rimbombantes, como "minería ecosocialista" y similares, sin explicarnos cómo se harán las extracciones de minerales de forma "ecosocialista". Tampoco se nos ha explicado bien todo lo que hay detrás de las negociaciones con la empresa canadiense Gold Reserve, o por qué se le están pagando inmensas indemnizaciones. El decreto prohibiendo el uso y tenencia de mercurio es un gran comienzo, pero no podemos quedarnos allí.

Pienso que el gobierno bolivariano está obligado a sentarse con estos auténticos luchadores ambientalistas revolucionarios: debe escuchar sus argumentos, debe explicarle con calma los planes que existen con el Arco Minero, y si hay cosas que deban rectificarse, pues debe rectificarlas. 

Promover la investigación


Y, en cuanto a qué hacer: ¿Será que podemos pedirle al Ministerio de Ciencia y Tecnología que promueva concursos entre los destacados científicos del país, tal vez en conjunto con universidades chinas o rusas, para que juntos investiguen y descubran métodos para sustituir el coltán o el oro en los aparatos electrónicos, y usar minerales y materiales cuyo proceso de extracción sea menos contaminante? 

¿Podemos soñar con ver a venezolanos inventando formas económicas de reciclar los materiales que se hallan en teléfonos y computadores dañados, con el fin de tener que recurrir cada vez menos a la explotación minera?

¿Podemos soñar conque venezolanos lideren la creación de robots y drones que puedan hacer una explotación minera limpia y puntual, sin tener que recurrirse a la minería a cielo abierto ni a la destrucción de miles de hectáreas de bosques? 

¿O simplemente nos quedaremos cada uno en justificar nuestra posición y enojarnos con quienes nos critiquen?

Pienso que este gobierno, a diferencia de uno que sea presidido por Leopoldo López o por Ramos Allup, es un gobierno que sí escucha, que sí se sienta con los auténticos revolucionarios y que sí rectifica cuando se le demuestra que se equivocó. 

No creo que se vaya a echar para atrás toda la explotación en el Arco Minero, pero siempre que se demuestre que se están cometiendo graves errores, yo creo que Maduro y su equipo deben estar dispuestos a corregirlos.

7 de agosto de 2016

Twitter elimina mi cuenta @Lubrio a instancias del Comité Olímpico Internacional

Desde el pasado sábado 6 de agosto en la noche, no puedo escribir desde mi cuenta @Lubrio en la red social Twitter. Aparece el mensaje: "Tu cuenta (@lubrio) se encuentra actualmente suspendida". Es una cuenta que mantengo desde enero de 2008; tenía unos 42 mil 900 seguidores y unos 133 mil tuits en total.

Según los correos enviados por la empresa Twitter, la causa se debe a reclamos realizados por el Comité Olímpico Internacional (COI) debido a que subí videos cortos, de no más de 90 segundos, sobre varios hechos ocurridos en los Juegos Olímpicos:
  • el abucheo al presidente interino de Brasil, Michel Temer, en su discurso
  • el paso de la delegación venezolana durante la inauguración de los Juegos
  • un fragmento de la competencia de dos nadadores venezolanos
  • el error de un intérprete, entre otros.
Dos correos enviados por la empresa Twitter también señalan que mi cuenta fue "suspendida de manera permanente".


Debo acotar que en Venezuela, el país donde vivo, el subir estos videos no constituye violación de la Ley, porque el artículo 49 de nuestra Ley de Derechos de Autor señala:
"A los fines de la información sobre sucesos de actualidad por radiodifusión o cinematografía, es lícito radiodifundir o registrar las imágenes y sonidos de breves fragmentos de obras que se hagan perceptibles, visual o auditivamente, durante el transcurso de los sucesos sobre los cuales versa la información".
Todos los vídeos que subí eran registros audiovisuales de fragmentos de sucesos de actualidad, transmitidos por la Televisora Venezolana Social (TVES), medio de comunicación adscrito al Ministerio de Comunicación e Información del gobierno venezolano, que tiene permiso del Comité Olímpico Internacional para transmitir los Juegos Olímpicos en señal abierta. Ninguno de los fragmentos breves superaba los 90 segundos de duración, ni tampoco me estoy beneficiando económicamente de esto de ninguna manera.

Por otro lado, no recibí ninguna advertencia previa, ni de la empresa Twitter ni del Comité Olímpico Internacional, de que estaba haciendo algo violatorio de sus normas. 

En mi escrito de apelación a la empresa Twitter, señalé que no he hecho nada ilegal ni inapropiado según las leyes del país donde nací, y que la "suspensión permanente" de una cuenta con 8 años de funcionamiento y más de 133 mil tuits, sin que se hubieran emitido mecanismos previos de advertencia, no parece otra cosa sino un vulgar acto de censura contra un comunicador venezolano, dado además el carácter controversial de algunos de los hechos noticiosos eliminados (como el abucheo a Michel Temer).

Hay que acotar además que el COI no solicitaba eliminar mi cuenta Twitter, sino el retiro de los videos. La decisión de eliminar la cuenta y sus 133 mil tuits es exclusiva de la empresa Twitter.

Aún así, el tema de cómo instituciones deportivas parecieran estar más preocupadas por las ganancias por concepto de derechos de autor que por el éxito del deporte, sin duda que es algo que tiene que debatirse. Ha sido bastante controversial que el COI, por ejemplo, prohiba los GIFs animados y otras formas de videos cortos en cualquier red social, que determinadas etiquetas de Twitter se consideren marcas registradas o que los atletas tengan prohibido tuitear cualquier palabra registrada por el COI, tales como 2016, Rio de Janeiro, Gold, Silver, Bronze, Challenge, Performance, Sponsors o Victory. Demuestra el poco conocimiento y la gran ignorancia que el COI tiene sobre Internet.

Soberanía y leyes


Pero además, este es un tema de soberanía. En el pasado hemos señalado lo peligroso de que empresas ubicadas en el extranjero, sin oficinas en nuestro país, simplemente no están obligadas a obedecer las leyes venezolanas a pesar de que cuentan con millones de usuarios en Venezuela. Peor aún: hacen valer las leyes de sus países de origen, y no nos queda otra sino aceptarlo o no usar ese sitio web.

Con el caso de Twitter, no es posible ir a la Fiscalía, a la Defensoría del Pueblo o a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) a denunciar las decisiones unilaterales de una empresa que no tiene oficinas en nuestro país. Y aún si se pudiera, no quisiera imaginar la controversia que se formaría si alguna institución venezolana ordenara bloquear el acceso a Twitter, como ha ocurrido en Brasil cuando jueces de dicho país soberanamente han solicitado información de presuntos narcotraficantes a la empresa Whatsapp y ésta se negó a entregarla.

Tal vez la eliminación de una cuenta Twitter sea poca cosa, pero recordemos un poco lo que pasó en Venezuela en 2014, durante las protestas violentas conocidas "Guarimbas" o "La Salida": allí recordamos como cientos de tuiteros amenazaban de muerte no sólo al presidente Nicolás Maduro, sino a cualquier persona que se declarara "chavista".  

En el artículo "John Kerry, Internet y la Libertad de Expresión en Venezuela durante 2014", dejamos registrado cómo estos tuiteros difundían sus direcciones de habitación, teléfonos y otros datos personales, llamando a atacar a estas personas. Estas amenazas provenían no sólo de cuentas anónimas, sino de tuiteros reconocidos como el músico Willie Colón o el famoso general opositor Angel Vivas, quien llamaba a colocar guayas o alambres en las vías para decapitar a motorizados "chavistas" que transitaran por las vías, lo que ocurrió en varias ocasiones.





No hubo casos de cuentas de bloqueadas por la empresa Twitter, ni siquiera de tuits eliminados. Sabemos que lo opuesto ocurre en Estados Unidos o cualquier otro país donde alguien osara amenazar de muerte al Presidente o a cualquier civil.

En este artículo dejamos una completa reseña de todo lo ocurrido en esos días.

En esa misma situación continuamos hoy: esta vez es simplemente la eliminación de la cuenta de un tuitero, mañana puede ser que publiquen la dirección de tu casa y llamen a la gente a matarte por tener determinados ideales políticos. ¿Estarás de acuerdo con esa falta de legislación sobre empresas que no están radicadas en el país?

¿Sómos los venezolanos quienes vivimos en dictadura? ¿Qué pasará si un futuro gobierno de derecha decida obedecer al pie todas las leyes y normas de propiedad intelectual y derechos de autor que intentan imponer desde Estados Unidos al resto del mundo, a través de tratados multinacionales como el TPP y similares?

Simplemente lo dejo para la reflexión; no estoy llamando a bloquear a Twitter, pero sí a que, algún día, cuando las condiciones políticas y sociales sean pertinentes, hagamos valer nuestra soberanía sobre estas empresas extranjeras que creen que no tienen que obedecer nuestras leyes.

Dejo, como constancia, el correo que el Comité Olímpico Internacional envió a la empresa Twitter, y la lista de videos que solicitó eliminar. Estos correos electrónicos me fueron enviados por la empresa Twitter una vez decidida la suspensión permanente.


(Ese correo se envió una vez por cada video que se solicitó eliminar)



Actualizado el jueves 11 de agosto:

Ayer (10 de agosto) me devolvieron la cuenta Twitter. Desde el pasado sábado, cuando me bloquearon mi cuenta, hice tres apelaciones a Twitter en Español, y todas me enviaron respuestas automáticas señalando que "Su cuenta ha sido suspendida permanentemente". 

Se me ocurrió cambiar el idioma de Twitter a inglés, hacer la apelación en dicho idioma indicando que me parecía injusto que se me hubiera hecho una suspensión "permanente", dado que yo nunca había sido sancionado por Twitter y que no hubo advertencia previa de que lo que estaba haciendo estaba mal.

A los pocos minutos de enviar mi apelación en inglés, recibí la respuesta: "Please disregard the previous email you received" (Por favor, ignore los correos anteriores que usted haya recibido)


Me indicaron que se me hizo una suspensión temporal como forma de advertencia, y que si quería que me restablecieran la cuenta sólo tenía responder indicando que me comprometía a cumplir las políticas de Twitter sobre derechos de autor.

Al parecer, los equipos que brindan soporte al usuario en la empresa Twitter no son los mismos en el idioma inglés que en el idioma español. ¿Por qué el equipo que maneja Twitter en español tomó la decisión de aplicarme una suspensión permanente, mientras que el equipo en inglés la rectificó? 

Nótese que, según la propia página de Twitter sobre derechos de autor, a mí me correspondía aplicarme una suspensión temporal, pues mi cuenta nunca antes había sido sancionada.


Tengo mi derecho a pensar mal, y a creer que esto se trató no sólo de una sanción por derechos de autor, sino que había algo más.

28 de julio de 2016

Archivos digitales sobre el Comandante Chávez y la Revolución que hemos destruido y debemos recuperar

En el año 2013, en un artículo llamado "El periodismo en Internet...", manifesté mi preocupación por los graves problemas que tenemos con las páginas web en el Estado venezolano. A pesar de las enormes ventajas que tienen las mismas, parecía que la recién llegada "moda" de las redes sociales las desplazó por completo, quedando relegadas a un segundo plano, aún cuando la verdad es que las páginas web son la plataforma que debe sostener y apoyar nuestros espacios en Facebook, Twitter o Instagram.

Hoy, 28 de julio de 2016, al cumplirse un nuevo aniversario del nacimiento del Comandante Hugo Chávez, quería reiterar un grave problema que plantee en aquella ocasión: la volatilidad de los archivos de nuestras páginas web. Numerosos archivos digitales de nuestras páginas web, donde quedó reseñada la historia de nuestro proceso revolucionario desde 2003 hasta el día de hoy, incluyendo los valerosos tiempos del Comandante Hugo Chávez, han sido borradas o destruidas, no por hackers gringos, no por políticos de la ultraderecha, no por agentes de la CIA, sino por nosotros mismos.



Señalaba en aquel artículo que quemar libros o destruir una hemeroteca es una de las acciones más repudiables en nuestros tiempos. Durante las guarimbas de 2014, la quema de libros de la Colección Bicentenario por parte de grupos violentos de la oposición generó muchísima indignación en nuestras filas, totalmente justificada.

Pero la mayor parte de la información que generamos hoy los seres humanos es digital: Existen muchísimas más páginas web de noticias que periódicos impresos, ello porque son más fáciles de crear y mantener, se requieren menos equipos y menor inversión. Por eso, muchísimos artículos, fotos, grabaciones de audio y video sólo existen en discos duros, sin respaldo físico alguno, sin garantía de que continúen existiendo dentro de 10, 20 ó 50 años.

Por ende, el destruir un repositorio digital con cientos de miles de textos, fotos y videos  se puede hacer de forma muy limpia y silenciosa, sin que nadie se dé cuenta. Sin humaderas. Sin generar escándalo alguno. Sin indignación. Sin mayores repercusiones ni sanciones. Apenas con la molestia de quienes trabajaron allí, a quienes no les queda otra sino resignarse, tragarse su rabia y continuar haciendo su trabajo sabiendo que el mismo será efímero.

Es de esperarse ―aunque de ninguna forma es justificable― que la derecha, al llegar al poder, arrase con los archivos digitales de nuestras páginas web revolucionarias. El problema ocurre cuando nosotros mismos los revolucionarios, en nuestros entes públicos, destruimos las noticias, fotos, artículos, videos y audios hechos por el personal de gestiones previas a las nuestras, bien sea por desconocimiento, por falta de pericia, por inexistencia de personal técnico, por falta de presupuesto, por una injustificada prisa por montar un nuevo sitio web y "mostrar gestión", o, en algunos casos, por creerse "más revolucionario" que sus predecesores.

Lista de archivos digitales revolucionarios que hemos destruido


Lamentablemente, la lista de sitios web del proceso que han sido destruidos por nosotros mismos es bastante larga, y seguramente está incompleta.

Antes de presentarla, quiero aclarar que conozco a muchas de las personas que trabajan en el Ministerio de Comunicación y sus entes adscritos. Me consta el grado de compromiso y responsabilidad que tienen, sé que trabajan mucho más de lo que les corresponde, y de ninguna forma busco denigrar de ellos. Sin embargo, también sé que, en estos entes, todos los días surge una nueva emergencia, una nueva orden, una nueva tarea que obliga a suspender todas las demás. Y cuando todo parece estar tranquilo, de pronto cambian al ministro, o a los directores, o a los coordinadores. Y todas las prioridades, proyectos y planes cambian repentinamente. 

En estos entes, nadie se gobierna sólo. Nadie decide cuál es su siguiente trabajo. No hay forma de planificar. Muchas veces las líneas y órdenes vienen desde arriba, y no hay forma de discutirlas: simplemente hay que cumplirlas. Y, con el paso de los años, los errores se repiten y se acumulan.

Mi aspiración es que estos errores dejen de ocurrir, y que podamos entender urgentemente que estos archivos son importantísimos: son el registro de uno de los momentos más importantes de la Historia venezolana. Algunos consideramos a Hugo Chávez una de las personas más trascendentales que han caminado por nuestro suelo, y no queremos que eso se olvide. Queremos que todo se preserve, que nuestras hijas e hijos, nietos y tataranietos puedan analizarlo todo, ver nuestros aciertos y errores, y darle continuidad al trabajo que Chávez inició junto con nosotros.

Por eso, pienso que tenemos que colocar en Internet con urgencia todo este material que nosotros mismos hemos sacado de circulación. Es el mejor regalo que podemos hacerle al Comandante Hugo Chávez, hoy y siempre.

Sitio web de Aló Presidente


La página web de Aló Presidente (http://www.alopresidente.gob.ve) era un impresionante archivo de todos los programas "Aló Presidente" realizados por el Comandante Chávez. Tenía una página por cada edición del programa, en la cual podías hallar las transcripciones del mismo, fotos, audios completos y, en algunos casos, los videos.


Gracias a que la página tenía las transcripciones, yo usaba Google para buscar un programa Aló Presidente específico. Por ejemplo, si necesitaba saber en qué programa el Presidente Chávez había invitado a una personalidad, sólo usaba el buscador Google con la palabra "site:" (ver este tutorial) para buscar dentro de alopresidente.gob.ve las apariciones de esa persona, y eso me era muy útil para encontrar el programa exacto, fotos, audio y demás material.

Según Archive.org, el sitio web de Aló Presidente no funciona desde marzo de este año.

Hace algunos meses fue activado el sitio web TodoChavez, el cual tiene las transcripciones de los programas Aló Presidente, pero no sus audios, videos ni fotos. De cualquier forma, la idea no es sustituir un sitio web con otro, sino, en todo caso, mejorar lo que ya existe.

Sitio web del Ministerio de Comunicación e Información (Minci)


La página web del Ministerio de Comunicación e Información (www.minci.gob.ve) existe desde 2004, aproximadamente. Publicaba todas las notas emitidas por Prensa Presidencial sobre las actividades y discursos del Presidente Hugo Chávez, incluyendo miles y miles de fotos con una calidad decente, de al menos 600 píxeles de ancho. 

Yo en lo particular, como comunicador y redactor, estaba acostumbrado a buscar fotos dentro de la página del Minci usando Google Images con el comando "site:" (ver este tutorial), y encontraba allí fotos valiosísimas.

Por varios años, la página del Minci usó un software manejador de contenidos propio (EVA, Entorno Virtual de Administracion), hecho por un programador de la institución. Tengo entendido que ese desarrollador se fue del Minci, y la institución tomó la decisión de sustituir ese software por uno con muchas más capacidades: Wordpress. El cambio se hizo en 2012, pero lo malo fue que, al crear la nueva página web, la reiniciaron desde cero, sin añadir todo el contenido anterior: todos los archivos con miles de notas y fotos de Prensa Presidencial previas a junio de 2012 ya no pueden encontrarse en la página web del Minci.

Imagino que todos esos archivos están disponibles en algún disco duro guardado celosamente, pero esa información no debería estar escondida; ¡es la vida y la historia del Comandante Chávez!   ¡Coloquemos esos archivos en línea nuevamente, se los suplicamos!

Sitio web de Radio Nacional de Venezuela


La página web de Radio Nacional de Venezuela, www.rnv.gob.veexiste desde 2003 (véase una captura tomada por Archive.org en agosto de ese año). Yo fui su programador original, creando un software manejador de contenidos a partir de un sistema de foros muy popular en esa época. Carlos Jesús Ríos fue su primer webmaster y coordinador durante el turno diurno, y yo me encargaba del turno nocturno. Trabajaba desde mi casa en las noches, y a menudo me acostaba pasadas las 12. 

Han trabajado y continúan trabajando en ese sitio web no menos de 12 personas, todas muy valiosas, que redactaron miles de noticias en todos estos años. Recuerdo a la periodista Érika Ortega Sanoja como una de las personas que trabajó allí. Yo también redacté innumerables notas y reseñas de las actividades del Presidente Hugo Chávez y de la revolución bolivariana en aquel entonces.

Me fui de RNV en 2006, y Carlos Ríos continuó un tiempo más. Luego, el sitio web continuó funcionando sin darle el mantenimiento y actualizaciones adecuadas ni al software, ni a su plataforma. En 2012, fue atacado por delincuentes informáticos durante las elecciones presidenciales, aprovechando vulnerabilidades por no haber sido actualizado, tras lo cual fue dado de baja por un tiempo.

Luego de eso, el software de la página web de RNV fue reemplazado por Joomla, y luego por Wordpress. En ese momento incluyeron todo el archivo de noticias, no así fotos ni los audios que las acompañaban

Posteriormente, en una nueva renovación de la instalación de Wordpress hecha en 2016, este valiosísimo archivo de 9 años de noticias ya no volvió a incluirse en la página web de RNV. Una persona que allí trabaja me indicó que sí tienen la intención de incluirlo, pero la imposibilidad de contratar programadores les impide hacerlo en este momento. Y que, lamentablemente, una parte del archivo se había perdido para siempre.

Sitio web de YVKE Mundial


La página web de YVKE Mundial (www.radiomundial.com.ve) existe desde 2007. Yo fui su programador, administrador de servidor y de la plataforma informática del sitio web desde 2007 hasta 2009, y compartí con Héctor Escalante el trabajo de la coordinación periodística. Nuestra jefa era la entonces presidenta de YVKE Mundial y gran maestra del periodismo venezolano, Cristina González Quintana, pero allí trabajamos ocho personas, incluyendo periodistas y comunicadores muy destacados que hoy defienden a la Revolución desde diferentes trincheras.

Debido a que poco tiempo antes la empresa Youtube me había borrado un canal completo con cientos de videos a petición de la televisora española Antena 3, le propusimos a "La profe", como le decimos cariñosamente, que hiciéramos un sacrificio y pagáramos un poco más a nuestro servicio de hospedaje (la empresa Cantv, recientemente nacionalizada) para que pudiésemos almacenar los videos directamente en el servidor web, en vez de subirlos a Youtube u otra página de videos. 

Creíamos que, al eliminar la dependencia hacia una transnacional estadounidense, podríamos salvaguardar mejor estos videos, y nadie los borraría. Además, en esos tiempos Youtube tenía una limitación de 15 minutos por video. Queríamos saltarnos esos límites y colocar los discursos completos del comandante Chávez, haciendo además mejoras en la calidad de los videos que aún no eran incorporadas por Youtube. 

"La profe" González estuvo de acuerdo, y YVKE Mundial se convirtió en una de las primeras páginas web venezolanas que hospedaba videos en su propio servidor, con software hecho por nosotros mismos allí en YVKE Mundial.

Desafortunadamente, en 2009 Cristina González fue sustituida por una nueva gestión, que no comprendía mucho sobre Internet; de inmediato, dicha gestión ordenó "recortar gastos" con el sitio web, y como consecuencia se perdieron los videos.  No fue una transnacional estadounidense ni unos hackers gringos los que borraron todo ese valioso material; fueron camaradas nuestros. 

Luego, hubo otro cambio de gestión en la emisora. Creo que el software de la página web fue reemplazado al menos dos veces, y entre cambio y cambio todo el contenido de los videos, audios y fotos anteriores a 2013 se perdió. La página web de YVKE Mundial tiene actualmente una página llamada "Histórico", que permite hacer búsquedas, pero sólo desde 2013 en adelante. 

Es posible encontrar, a través del buscador, algunas noticias previas a 2013, pero únicamente el texto: sin fotos, audios ni videos. Ni siquiera Google las tiene indexadas.

Sitio web del Sibci


Durante la gestión de Ernesto Villegas como ministro de Comunicación e Información (el último del Comandante Chávez), se creó el Sistema Bolivariano de Comunicación e Información, Sibci, con la intención de que todos los medios del proceso bolivariano trabajásemos juntos como un sistema. Víctor Hugo Majano fue nombrado por Villegas para coordinar el trabajo con los sitios web de noticias del Estado; él creó el sitio web www.sibci.gob.ve, y coordinaba reuniones con los webmasters de páginas de noticias del Estado, para ayudarnos a mejorar la titulación, redacción de noticias y hacerlas más atractivas y menos institucionales. Aprendí mucho con Majano en ese sentido.

El sitio web del Sibci tenía mucho material original, elaborado por él y su equipo: investigaciones, análisis y reportajes de todo tipo. Recordemos además que a ellos les tocó un momento muy duro: los últimos meses de vida del Comandante Hugo Chávez. La  página del Sibci hizo un trabajo de mucha calidad reseñando ese difícil momento de nuestra historia.

En la siguiente gestión, el concepto del "Sibci" como sistema integrador de medios fue eliminado. La página web del Sibci dejó de existir, y no fue posible acceder a miles de artículos y noticias hechas por Majano y su equipo. Fue sustituida por HoyVenezuela.

Sitio web de HoyVenezuela


La gestión del Minci de Delcy Rodríguez creó el sitio web HoyVenezuela, que usaba Wordpress con una plantilla muy moderna y estilizada. Tenía un equipo de periodistas y fotógrafos propios, generaba buena cantidad de contenidos y mostraba las imágenes en un tamaño bastante llamativo. No tenía los logos del gobierno bolivariano que se colocan encima de todas las páginas oficiales, con el fin de quitarle todo aspecto oficialista. La intención era tratar de atraer a personas que no fueran chavistas, para mostrarles realidades sobre nuestro proceso que, de otra forma, seguramente no les resultaría atractiva.

La página era buena, con mucho contenido original, y se lanzó con una campaña publicitaria en medios del Estado, incluyendo televisión. Pero nuevamente hubo otro cambio en el Minci, y la nueva gestión llegó a la conclusión de que la página web no levantaba los números necesarios. A mediados de 2016 la página dejó de existir silenciosamente; se dijo que pronto saldría otro sitio web para sustituirlo, que nuevamente buscaría no ser panfletario. 

Sin embargo, miles de artículos, noticias y fotografías de muy buen tamaño y calidad que estaban disponibles en HoyVenezuela dejaron de estarlo.

Otros casos


En 2011, explicamos cómo un cambio en el software de la página web de VTV hizo que se perdieran miles de videos y noticias allí alojados. Otro sitio bastante necesario en este momento es Venezuela de Verdad, que ofrecía cifras y estadísticas actualizadas sobre logros de la revolución bolivariana. La Agencia Venezolana de Noticias (AVN) tiene un inmensísivo banco de noticias y fotos, que ojalá en algún momento consideraran poner en línea por completo. 

Peticiones


Crear y posicionar una página web y hacer que sea muy visitada no es un trabajo fácil, ni se logra de un día para otro. La optimización de una página web para que pueda ser más amigable y más visitada, es un trabajo arduo, que requiere capacitación del personal a todos los niveles: desde el periodístico hasta el técnico. Requiere crear mucho contenido original. Requiere revisión continua de las estadísticas del sitio web. Requiere conocer qué es lo que busca o necesita la gente, y actuar en consecuencia. Requiere que el personal rompa paradigmas y "desaprenda" lo que se enseña en las academias y universidades, que en muchos casos aún no adaptan sus pénsum y programas de formación a las realidades de los medios digitales del siglo 21.

Por ello, en artículos previos hemos recomendado muchas veces que el cambiar el software de una página web es algo que debe meditarse mucho, pues puede causar más problemas que soluciones: entre otras, se puede perder un archivo de miles de noticias y un banco gigantesco de imágenes. Igualmente, también se pierde posicionamiento en buscadores como Google, lo que causa que, al buscar determinadas palabras y frases en dichas páginas, se mostrarán primero los resultados de sitios web de la derecha, y no los nuestros.

No estoy diciendo que no se cambie el software de una página web. Estoy diciendo que, si se decide hacerlo, hay que hacerlo bien, tomando todas las medidas para preservar los archivos digitales (incluyendo textos, audios, fotos y videos) y que los enlaces a las noticias y artículos queden intactos, con el fin de no perder posicionamiento en los buscadores.

Por otro lado, el eliminar sitios web completos (como ocurrió con Sibci y HoyVenezuela) es algo que debe evitarse por completo: se destruye un trabajo realizado durante meses o años por camaradas revolucionarios, bajo la falsa creencia de que abrir un nuevo sitio web y levantarlo desde cero es algo sencillo. Es el equivalente digital a quemar una biblioteca, y no podemos permitir que esos errores se repitan.

Suplicamos al ministro de Comunicación e Información y a su valioso equipo tomar las medidas necesarias, incluyendo el incrementar la cantidad de programadores y personal técnico, para poder mantener todo este material y colocarlo en línea nuevamente, y tomar los pasos necesarios para que el personal del Minci y sus medios adscritos entiendan la importancia de estos archivos y los defiendan, protejan y salvaguarden. 


Estamos hablando de los archivos con todo el legado de Chávez y la revolución bolivariana: no es cualquier cosa.

En la actualidad, el único sitio web revolucionario que ha entendido la importancia de su archivo de sus noticias es Aporrea.org, que lo mantiene desde 2002. Pero necesitamos que los sitios web del Minci y sus medios adscritos y aliados también mantengan sus archivos en línea, y protejan todos sus archivos ante cualquier contingencia y posibilidad que pueda ocurrir en el futuro.

Igualmente, creemos que es muy necesario que la Biblioteca Nacional, como ente responsable del resguardo de la memoria histórica de la nación, asuma el papel de mantener una copia de todos estos sitios web, tanto del Estado como privados, tal y como lo hacen entes similares en otros países del mundo. 

Es imprescindible para mantener viva la memoria de nuestro Comandante Chávez y de nuestra revolución.

20 de julio de 2016

¡Y nadie se los come! Decenas de gatos viven en importante edificio de negocios de Venezuela (+Fotos)

Parque Cristal. Foto: Brisas del Mar en Flickr
Que Venezuela sufre una fuerte crisis tras la caída de los precios del petróleo, nadie lo pone en duda. Hay escasez de determinados productos, la inflación es enorme, hay gigantescas colas e incomodidad por doquier. Es común ver abusos de comerciantes y revendedores, y hay decepción con instituciones del gobierno por no poner orden y, en algunos casos, dejarse corromper.

Pero al leer la prensa internacional, uno ve muchísimas exageraciones malintencionadas. Por ejemplo, el pasado 3 de mayo de 2016, el alcalde del municipio Chacao, Ramón Muchacho, aseguró que "En la ciudad hay personas que cazan gatos y perros en las calles así como palomas en las plazas, para poder comer. Esto no es un chiste, es una dolorosa realidad". 

Las afirmaciones del alcalde, que en ningún momento se vieron acompañadas de fotos, videos o evidencia alguna de que esto realmente esté pasando, fueron reproducidas por decenas de medios nacionales e internacionales, entre ellos El Nacional, CNN, El Comercio (Perú) o NTN24, y aunque nadie en Venezuela le prestó mayor atención, muchas personas que estaban más pendientes de nuestro país que el de ellos, se convencieron muy rápidamente de que la crisis en las tierras bolivarianas es tan aguda, que los venezolanos se han visto obligados a cazar animales para comer.

Pero en Venezuela, nadie le prestó atención a las declaraciones de Muchacho. Chacao, uno de los cinco municipios de Caracas, es probablemente uno de los municipios más ricos del país, lugar donde viven personas de clase alta y donde pueden encontrarse lujosísimos hoteles y centros comerciales. 

Numerosas transnacionales tienen sus sedes en los grandes edificios de la zona. Apenas hay dos barrios populares; de resto, todas son urbanizaciones de clase alta y media-alta. De las 3,2 millones de personas que viven en Caracas, apenas 61 mil viven en Chacao. 

Su cuerpo policial, recientemente intervenido, es muy conocido por lo rudo que se porta al tratar con vendedores informales e indigentes; por ende, Chacao sería uno de los últimos municipios donde podrían verse personas cazando y comiendo animales callejeros.

Casi dos meses después, a finales de junio, la exdiputada de derecha María Corina Machado reiteró esas afirmaciones. En varios programas de entrevistas contó que, en un viaje que realizó, supuestamente conoció a varios trabajadores de la refinería petrolera El Palito, una de las más importantes del país, y uno de ellos le confesó ―siempre según su relato― que él se había comido un gato asado el día anterior. Su historia la contó reiteradamente en programas de radio y televisión.

Nuevamente, esta historia fue tomada con jocosidad por muchos venezolanos, y Twitter se llenó de memes al respecto.

Y reiteramos: en Venezuela sí hay una crisis. Sí estamos viviendo situaciones difíciles para poder estirar nuestra quincena, buscar alternativas a productos y alimentos que solíamos consumir, desconectar servicios que ya no podemos pagar, conseguir dinero para pagar los útiles escolares de nuestros hijos y sacar el tiempo para conseguir las medicinas de nuestros ancianos. Pero, por otro lado, es rotundamente falso que en Venezuela estemos comiendo animales de compañía en nuestro desespero por conseguir comida.

En el caso de los gatos, son animales de compañía extremadamente populares. Se les ve no sólo en hogares, sino en locales comerciales, parques, escuelas, hoteles, incluso en panaderías y abastos. Es completamente normal que, en un edificio multifamiliar, sus habitantes mantengan uno o varios gatos que viven en las áreas comunes. Hasta en panaderías y locales comerciales se acostumbra tener un gato, con el beneficio de que éstos alejan las ratas y otras plagas.

También abundan los proteccionistas, quienes se encargan de darles cuidados y alimentación a los gatos callejeros, y hasta el esterilizarlos se ha vuelto más fácil gracias a proyectos gubernamentales como la Misión Nevado, que ofrece vacunación, consultas veterinarias y esterilizaciones de forma gratuita a quienes acudan a ellas.

Y es curioso, pero uno de los edificios empresariales más conocidos del municipio Chacao ―sí, el mismo municipio Chacao cuyo alcalde aseguró que la gente come gatos― tiene, desde hace al menos 10 años, decenas de gatos viviendo en sus jardineras posteriores. 


En este edificio, conocido como Parque Cristal, la transnacional Telefónica Movistar tiene parte de sus oficinas. También hay varias agencias bancarias, clínicas, franquicias de comida, farmacias y otros. Hay una línea de mototaxis ―jóvenes que se ofrecen para llevarte a tu destino en moto―, y si eres catire y con acento gringo o europeo, te darán su tarifa en dólares: ¡dos billetes verdes hasta allí mismito! 

Comer en Parque Cristal no es nada barato, y hasta el tomarse un café exige un importante sacrificio para un trabajador común y corriente. 

Y, en medio de ese ambiente tan empresarial y corporativo, lleno de hombres con saco y corbata y de mujeres con vestido y tacones altos, es completamente normal ver gatos de todos los tamaños y colores caminando entre ellos.


Allí, no menos de 40 gatos son mantenidos por vecinos de la zona a pesar de las dificultades por el costo de la comida para gatos. Muchos tienen una herdidura en su oreja, indicativo de que el animal ha sido esterilizado.




La mayoría de los gatos son muy dóciles, ronronean y se dejan acariciar, aunque otros se mantienen alejados de los humanos y les temen.




Con frecuencia, jóvenes se acercan a los gatos para acariciarlos y regalarles alguna comida. A veces, algunas de las vecinas que los cuidan se acercan también e incentivan a los jóvenes a adoptar a algunos de los gatos.



Es normal también verlos descansar en las escaleras.

La coexistencia no ha sido pacífica. En determinados momentos, la administración del edificio se ha planteado eliminarlos, pero el coraje de las y los vecinos de Los Palos Grandes y zonas aledañas, las gestiones de funcionarios locales amparados por leyes vigentes en Venezuela, y las promesas de esterilizar a los animalitos para evitar su proliferación, lograron evitar su exterminio.


Lamentablemente, todavía hay personas que no comprenden los esfuerzos de la gente y los problemas del lugar, y se atreven a dejar gatos abandonados allí, a pesar de la prohibición vigente. Igualmente, hay gente que ha intentado envenenarlos nuevamente, aunque la mayoría de los vecinos los protegen.

Quisimos dejar estas fotos acá, en primer lugar para mostrarle a los habitantes de otros países que en Venezuela, lejos de comernos a los gatos, hay personas cuidándolos con mucha dedicación. 

Además, queremos incentivar a los habitantes de Caracas que quieran o necesiten un animal de compañía, a adoptar uno de estos dóciles gatitos. Pueden conversar los fines de semana en las mañanas con las diferentes vecinas que los protegen y cuidan, y quienes en diferentes casos también se han encargado de esterilizarlos y vacunarlos; ellas podrán orientarle en torno a cual adoptar. 

Y, por último, le instamos a no creer todo lo que se dice de Venezuela. Sí: tenemos problemas graves, y estamos luchando para solucionarlos. Pero algunas personas creen que la solución es declarar que el país está en crisis humanitaria, hacer creer a mucha gente que estamos comiendo gatos y palomas, para entonces justificar una invasión disfrazada de "misión de asistencia humanitaria". Y a eso nos negamos.

Las y los venezolanos solucionaremos nuestros problemas manteniendo nuestra soberanía, y cuidaremos a los gatos durante todo este proceso. ¡Apóyenos!


















Todas las fotos fueron tomadas por mí, exceptuando la de la fachada principal de Parque Cristal, tomada del Flickr de Brisas del Mar.

Decidí tomar las fotos un domingo, cuando Parque Cristal está cerrado, porque entre semana algunos vigilantes son un poco molestos si lo ven a uno tomando fotos. Pero si vas en días laborales y tienes el dinero suficiente para pagar un café (unos 600 bolívares, algo así como el 50 por ciento del salario mínimo diario), puedes tomarte uno en las mesas del centro empresarial con un gato al lado ronroneándote.